Leopardo

 

¿Qué no puede hacer el leopardo,…?

 

            23¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?” (Jer. 13:23)

 

¿Qué bestia en el apocalipsis se asemeja a un leopardo,…?

 

1Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. 2Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. 3Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, 4y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?” (Apoc. 13:1-4)

 

¿®En el santo monte de Dios, o Sion no se harán daño,… porque toda la tierra se llena del conocimiento de Jesús,… sino que morara el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostara,…?

 

6Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará. 7La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja. 8Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora. 9No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jesús, como las aguas cubren el mar.” (Isa. 11:6-9)

 

¿Jesús no está con los que no conocen el camino de Jesús,… más bien va a los grandes que conocen el camino de Jesús,… pero ellos también quebraron el yugo, rompieron las coyundas, por tanto, el león de la selva los matará, los destruirá el lobo del desierto, el leopardo acechará sus ciudades,… ya que se han multiplicado sus deslealtades?

 

4Pero yo dije: Ciertamente éstos son pobres, han enloquecido, pues no conocen el camino de Jesús, el juicio de su Dios. 5Iré a los grandes, y les hablaré; porque ellos conocen el camino de Jesús, el juicio de su Dios. Pero ellos también quebraron el yugo, rompieron las coyundas. 6Por tanto, el león de la selva los matará, los destruirá el lobo del desierto, el leopardo acechará sus ciudades; cualquiera que de ellas saliere será arrebatado; porque sus rebeliones se han multiplicado, se han aumentado sus deslealtades.” (Jer. 5:4-6) observe que una característica del leopardo es asechar las ciudades.

 

¿Daniel en visión de noche,… vio a los cuatro vientos combatir en gran manera, y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra subían del mar,… una de estas bestias era semejante a un leopardo,… esta bestia tenía cuatro alas de ave en sus espaldas y cuatro cabezas, y le fue dado dominio?

 

2Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. 3Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar. 4La primera era como león, y tenía alas de águila. Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas, y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre, y le fue dado corazón de hombre. 5Y he aquí otra segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro, y tenía en su boca tres costillas entre los dientes; y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne. 6Después de esto miré, y he aquí otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio.” (Dan. 7:2-6)

 

¿Cuándo Jesús conoce a su pueblo en tierra seca, ve a su pueblo saciado en sus pastos y repletos, se ensoberbecen en su corazón, y por esta causa se olvidan de Dios,… por tanto Jesús se les convierte a ellos como león, como un leopardo en el camino que los asecha, y como a osa que a perdido sus hijos y los encuentra, y desgarra las fibras de su corazón,…?

 

5Yo te conocí en el desierto, en tierra seca. 6En sus pastos se saciaron, y repletos, se ensoberbeció su corazón; por esta causa se olvidaron de . 7Por tanto, yo seré para ellos como león; como un leopardo en el camino los acecharé. 8Como osa que ha perdido los hijos los encontraré, y desgarraré las fibras de su corazón, y allí los devoraré como león; fiera del campo los despedazará.” (Oseas 13:4)


   Document made with Nvu